6802137.jpg
TavoTRS_edited.png

Tavo Bonilla

Mayo 20, 2022

San José Costa Rica

La historia del productor musical más exitoso del mundo será el centro de nuestro artículo de hoy, ya con 89 años de edad Quincy Jones es una leyenda viviente,el amigo de Martin Luther King, el productor de Michael Jackson, el hermano que Frank Sinatra nunca tuvo, el hombre que descubrió el talento de Will Smith y lo llevó al éxito, y también el niño que creció en Kentucky y al que su abuela paterna, que fue esclava, alimentaba con lo único que tenía disponible: ratas fritas.

Conoceremos toda la historia detrás de ésta gran leyenda desde sus inicios pasando por la cúspide hasta momentos de controversia y disputas.

Biografía

Quincy Jones nació en Chicago el 14 de marzo de 1933 y lo que se conocía hasta ahora de sus primeros años se limitaba a que era hijo de Sarah Frances y del jugador de béisbol Quincy Delight Jones, que se trasladó a vivir a Bremerton, un suburbio de Seattle, cuando tenía 14 años y que allí comenzó a tocar la trompeta en clubs de soul. Ahora también se sabe por lo que él mismo ha relatado que se crió junto a su hermano pequeño, Lloyd, con su abuela paterna que fue esclava en Louisville y que sus primeros años de vida fueron todo menos sencillos. La precariedad en la que vivían les hizo comer ratas fritas cuando no hubo otra cosa que llevarse a la boca y que su madre, Sarah, sufrió una enfermedad mental que marcó la vida del productor. Antes de unirse a su padre, ella ya tenía tres hijos de una relación anterior y durante años estuvo entrando y saliendo de hospitales psiquiátricos debido a la esquizofrenia que padecía. Una enfermedad que condicionó la vida de sus hijos, entre ellos el famoso productor musical que, según relata, no pudo tener una relación cercana con ella hasta que no fue un adulto.

 

A pesar de la dureza de algunas de las situaciones que vivió, Jones era un genio precoz que encontró en la música su mayor destreza. Comenzó a tomar clases de trompeta en la escuela y a los trece años, según explica en sus memorias, ya realizó arreglos para el trompetista Clark Terry y dos años después despertó el interés del pianista Lionel Hampton, una relación que se truncó porque la esposa de este último le negó que formara parte de la orquesta hasta que terminara el colegio. Sus dotes naturales le hicieron tocar el cielo de la música y salvarse de un destino incierto a causa de una infancia al borde de la ley y del dolor que supuso la locura de su madre.

Quincy_Jones.jpg

En su historial de creaciones aparecen nombres tan conocidos como Ray Charles, Frank Sinatra, Dinah Washington, Sarah Vaughan o Count Basie y también otros relacionados con el cine, como los del director Steven Spielberg o el actor Will Smith, ya que ha compuesto las bandas sonoras de películas como El prestamista, A sangre fría, En el calor de la noche o El color púrpura y fue el productor de la famosa serie El príncipe de Bel-Air . También temas musicales para títulos televisivos como Ironside, Sanford and son o El show de Bill Cosby. Ha ganado 27 premios Grammy y un Oscar entre otros galardones, pero también un récord de momento imbatido: ser el productor del álbum más vendido de todos los tiempos, Thriller, de Michael Jackson.

También a su influencia se debe que en 1985 algunos de los principales artistas estadounidenses de la época se pusieran de acuerdo para grabar una canción que se ha convertido en himno, We are the world, y que entonces sirvió para recaudar dinero para las víctimas del hambre en Etiopía. Publicó las revistas Vibey SPIN y en 1990 creó Quincy Jones Entertainment en una inversión junto a Time Warner.

2f9a9bec98a218b6a769b1c202a5fc64.jpg

Quincy Jones y el hermano que nunca tuvo.

En sus memorias dedica algunos capítulos a Frank Sinatra, para quien el productor fue el hermano que nunca tuvo. Ambos se entendieron bien hasta la muerte del cantante. Jones dice de Sinatra: “Frank era de mi estilo. Estaba en la onda, era franco y directo y, por encima de todo, era un musicazo. Le quería un montón, lo reconozco; le quise tanto como a cualquier otro músico con quien haya trabajado en mi vida, porque era un hombre sin medias tintas. O blanco o negro. Si te quería, era capaz de hacer cualquier cosa por ti; si no le caías bien, el problema era tuyo. Me consta que él también me quería”, afirma.

Era una de esas tardes, que normalmente se pasarían entre reuniones y papeleos poco memorables. En su oficina en Mercury Records, el joven Quincy Jones despacha memorandums y atiende problemas de otros. Es un trabajo estable, pero a él, un músico formado en noches de bares y giras de conciertos, junto a sujetos de la talla de Miles Davis, Ray Charles, Dizzy Gillespie, no le bastaba. Era ambicioso. Quería subir aún más el listón.

Frank Sinatra & Quincy Jones

La oportunidad llegaría. “Un día de 1964 estaba sentado en mi oficina cuando sonó el teléfono. Respondí. Lo escuché decir: ’Hola, habla Frank Sinatra, me gustó el trabajo que hiciste con (Count) Basie [el disco One more time] y quiero que dirijas y arregles mi próximo álbum, It might as well be swing’”, recuerda el músico en el documental Quincy, disponible en Netflix.

Pero Sinatra era un hombre duro. “Al principio, me puso a prueba -recuerda Jones-. Me dijo: ‘La instrumentación es demasiado densa en los primeros ocho compases’. Respondí: ‘No hay problema’.

Como Sinatra, el joven arreglista también confiaba mucho en su talento. Los años como músico de jazz, y las lecciones de composición en Paris junto a la célebre maestra Nadia Boulanger (quien tuvo entre sus discípulos a Igor Stravinsky, Leonard Bernstein, Burt Bacharach, entre muchos otros), le dieron una sólida formación musical. En verdad, no había problema.

“Lo arregló enseguida -recuerda Sinatra en el documental de Netflix-. Me parecía imposible que alguien pudiera hacerlo”.

“La voz”, era un hombre de otra generación. Se formó en la era de las big bands en que el trabajo en equipo era importante. A menudo, tal como lo retrata la extraordinaria crónica de Guy Talese (“Frank Sinatra está resfriado”), despreciaba el desparpajo de los jóvenes sesenteros, que vivían la era dorada de la juventud. Él era un sobreviviente.

Para ese año de 1964, las sesiones para It might as well be swing, dejaron una batería de canciones en las que destacó “Fly Me To The Moon”, un clásico del repertorio de Sinatra, que se impuso en una era en que las ascendentes y eléctricas estrellas del rock and roll y el soul amenazaban con dejar atrás a los crooners como él, donde Jones fue el arreglaste musical del repertorio y la confianza de Sinatra por Jones desde ese entonces fue total a lo que los llevaría a una amistad que convirtió a las 2 estrellas en hermanos para el resto de sus vidas.

Quincy Jones y Smelly.

Corria el año de 1972 y Quincy Jones se encontraba en la casa de Sammy Davis quien invitara a Jones a ver The Ed Sullivan Show y el especial de Jackson Five, desde aquel momento Jones quedó impresionado con la actuación de el pequeño niño de tan solo 14 años.

Para el año de 1977 y luego del musical The Wiz inspirada en el Mago de OZ en su versión afroamericana y con la participación de Diana Ross, Jackson contactó a Jones dejándole claro que estaba listo para crear su primer álbum en solitario, sin embargo no fue hasta 1979 que Jones comenzaría a trabajar en colaboración con Jackson en su quinto álbum Off The Wall, seguido de Thriller de 1982 y Bad de 1987, siendo estos 3 los álbumes más vendidos del cantante, en donde Thriller sigue siendo al disco más vendido de la historia.

Según Jones de él le impresionó su profesionalidad, que era “genuinamente tímido” y que escondía “una asombrosa existencia”. De esa unión surgieron grandes éxitos para ambos y en la autobiografía Jones afirma que “hasta hoy, nadie ha sido tan grande como Smelly”. Estas declaraciones contradicen otras que llegaron a ser muy polémicas en las que afirmó por ejemplo que Jackson era “codicioso, maquiavélico” y que desde el punto de vista musical había “robado muchas cosas”. También ha llegado a decir que The Beatles han sido “los peores músicos del mundo, unos hijos de perra que no sabían tocar”, o que Paul McCartney era “el peor bajista que he escuchado en mi vida”, pero de esto hablaremos más adelante.

Han pasado muchos años desde que Quincy Jones se refería a Michael Jackson como "Smelly." (Apestoso)


Jones dice que llamaba así a Jackson porque cuando grababan "Thriller", Michael usaba esa palabra para referirse a "funky.", aunque en una entrevista realizada a Jones por el Washington Post, este declaro que le decía de esa forma a MJ porque no le gustaba decir palabrotas cada vez que habían errores durante la grabación del álbum y utilizaba la palabra Smelly.

111hrthrt.jpg

Michael Jackson & Quincy Jones

michael-jackson-quincy-jones.jpg

Michael Jackson & Quincy Jones
en los Premios Grammy de 1984 por Thriller (Álbum del Año) 

Controversias entre Jones y Jackson y su rompimiento.

Para la grabación de Thriller , Michael estaba extasiado y expectante por el resultado del álbum pero Quincy no, él creía que Thriller seria un fracaso que lograria retirar a Michael de la escena musical.

"No funcionara Michael, es una porqueria, quien querra verte deambulando y bailando con monstruos"

Pero Michael le decia:

"Ten fe Quincy, si no funciona, me retiro"

Pero Quincy siguio:

"No alcanzara las ventas de Off the Wall, echaras todo a perder"

Pero la historia la conocemos, Michael no tuvo que retirarse, el álbum fue un exitazo y aun se le recuerda como el mejor de la historia musical, Quincy se puso feliz porque Michael no se equivocó y ambos salieron beneficiados.


Aunque Bad no alacanzo las ventas de Thriller, fue un exitazo pese a las criticas pero Quincy puso muchos peros a la producción, creía que Michael debía volver a los origenes de Off the Wall, pues no le gustaba que cantara cosas corrientes en Bad usa mucha jerga o palabras altisonantes) pero Michael quería crecer y eso provoco la ruptura.

DANGEROUS SIN QUINCY

En 1988, Quincy quería seguir acaparando la primera plana en todo lo que Michael haciaBad para él fue horrible (igual que Thriller) pero al ver los resultados cambio de opinión.


Entonces Michael comenzaba a pensar en su nuevo album Dangerous, escribio algunas canciones y las tarareaba pero al escucharlo Quincy dijo tajantemente:

"Por Dios Michael, ya no tienes creatividad, que rayos estas componiendo"

Michael se rio y le dijo:

"Quincy deseo que sigas conmigo pero quiero involucrarme más en mi música"

Quincy se puso serio y le dijo:

¿Me estas corriendo?

Y Michael le dijo:

"No, simplemente quiero involucrarme más en el disco, en su contenido, en los videos que....

Antes de que terminara, Quincy salio furioso pero le dijo a Michael:

¡MALAGRADECIDO!

Lo demás ya lo sabemos Michael fue quien se encargo de todo lo concerniente a Dangerous, conto con nuevos productores musicales y Dangerous fue un éxito, aun asi Michael no dejo de nombrar a Quincy como su amigo porque no sabia todo lo que Quincy diria de él.

YA NO ES MI AMIGO ES MALAGRADECIDO Y PRESUMIDO

Quincy Jones furioso, diría que se convirtió en la versión real de Hulk, dio entrevistas a diestra y siniestra sobre su separación con Michael, obviamente le echo la culpa a Michael, aquí algunas de las cosas que dijo (la revista era una de las tantas que odiaban a Michael)


"Es un niño caprichudo, malagradecido y además se mete drogas"
"Yo compuse gran parte de sus éxitos, sin mi, no creo que llegue más lejos"
"Es un chico extraño, yo lo forme, sin mi Thriller no hubiera sido un éxito, yo crei en el album mientras él queria echarlo a la basura.

Pese a todo esto, cabe destacar que juntos fueron increíbles y dejaron una historial musical única y con un récord que vive hasta nuestros días con la producción de Thriller, que en colaboración crearon la más importante producción musical de la historia hasta nuestros días en la cultura POP, en donde incluyeron músicos de la talla de la Banda TOTO y Eddie Van Halen entre otros.

Logo_of_Quincy_Jones_Productions_edited.png

El productor musical más icónico del siglo XX

4b3a8492d32cbd52e6bab564ac8f0896fb-06-quincy-jones-feature.rvertical.w570.jpg.webp
20210125135340_quincy-jones-estudio_foto610x342.jpg

Producciones y Colaboraciones

Hablar de las producciones y colaboraciones de Jones en su carrera es tomar en cuenta la inmensa cantidad de cantantes a los que le produjo temas, además de sus propias producciones como músico, director y arreglista.

Ha compuesto la letra y la música de muchos de los grandes éxitos de los años 80 y 90 para interpretes como Donna Summer, George Benson, Celine Dion, Barry White, Al Jerrau, James Ingram, Al Debarge entro muchos otros y además en 1989 produjo el que para él fue una de sus más grandes producciones The Secret Garden.

Quincy posee el récord de ser el artista que más nominaciones ha recibido para los Grammy con un total de 79 y de ellas ha recibido 28 galardones, incluido el Grammy Legend Award, en reconocimiento a sus méritos musicales. Media docena de universidades le han otorgado doctorados honoris causa y ha recibido muchísimos galardones, como el Premio Emmy por la música del episodio de apertura de Roots, siete nominaciones al Óscar, el Premio Humanitario Jean Hersholt de la AMPAS y el Tony.

Controversias

En el año 2018 y a punto de cumplir 85 años y de lanzar un servicio de streaming, Qwest TV, el legendario productor realizó una inédita entrevista para el medio estadounidense Vulture. En ella, repleta de titulares, arremete contra Michael Jackson, critica a los Beatles y menosprecia a U2. Además, confiesa haber salido con la ahora primera dama Ivana Trump y llega a asegurar que sabe quién asesinó al presidente John F. Kennedy. Ganador de 28 premios Grammy, Jones es responsable de la producción del disco más vendido de la historia, Thriller, de Michael Jackson. Entre otras cosas, el productor ha asegurado que Jackson "robó" muchas partes de sus canciones de otros artistas. "Odio entrar en esto públicamente, pero Michael robó muchas cosas. Robó muchas canciones", aseguró. "Las notas no mienten, hombre. Fue tan maquiavélico como se puede ser". Jones citó específicamente Billie Jean, una canción de la firma de Jones. El productor sugirió similitudes entre la canción y la reina de la disco, Donna Sommer, State of Independence, que también fue producido por él y publicado varios meses antes en 1982. Ambas tenía líneas de bajo en sintetizador inusualmente largas. Jones también dijo que Jackson era un "glotón" y que debería haber dado un crédito parcial de la letra al tecladista, Greg Phillinganes, por su canción Don't Stop 'Til You Get Enough.

En la entrevista también habla de su experiencia grabando con los Beatles. "Eran los peores músicos del mundo", dice en un momento dado Jones. "Paul (McCartney) era el peor bajista que había oído. ¿Y Ringo (Starr)? Ni hablemos de ello", ha afirmado. Tan mala es su opinión del grupo de Liverpool como del rock en general, un género que califica de la "versión para blancos del rhythm and blues". Quincy Jones también opinó sobre el último disco de U2: “Amo a Bono con todo mi corazón, pero hay demasiada presión sobre la banda”, dijo el productor.

Estos comentarios hicieron explotar las redes sociales, las cuales arremetieron contra el productor tachándolo de loco y que estaba tratando de volver a la fama a costa de otros, sin embargo expertos en psicología han declarado que personajes de la talla de Jones suelen tener desgastes mentales que los llevan a realizar comentarios inapropiados y fuera de razonamiento, nadie puede negar la calidad de productor y músico que ha sido en la historia de nuestra cultura POP el señor Quincy Jones que ya con 89 años sigue realizando producciones de muy alta calidad pese a que sus mejores años ya quedaron atrás.

Videos de Algunos Temas Famosos Compuestos, Producidos o Arreglados por Quincy Jones: